CAUSALES DE DIVORCIO

La familiaridad con la que ahora se manejan los términos de las causales de divorcio podría considerase como una amplitud en el conocimiento legal, pero no es así, los términos empleados al provenir de una fuente que no es la ley, es decir a través de los conocimientos empíricos de la población en general que por experiencias propias aplican por una simple analogía a su condición, recordándoles que cada caso es diferente por lo que las posibles causales, así como las consecuencias son únicas en cada persona.

Por  esta razón les hablaré sobre las causales de divorcio, que aunque pueden variar algunas palabras en las legislaciones locales, son muy similares a la legislación federal, que en su artículo 267 del Código Civil Federal menciona que son causales de divorcio:

I. El adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges;

Considerando que en muchas ocasiones se tiene la certeza del adulterio, mas no la manera de comprobarlo, es una causal que no siempre es utilizada, ya que se requiere de una investigación previa, probablemente acompañado de fotografías y/o videos, así como los respectivos testigos, para no dejar ninguna duda.

II. El hecho de que la mujer dé a luz, durante el matrimonio, un hijo concebido antes de celebrarse este contrato, y que judicialmente sea declarado ilegítimo;

Esta sería una prueba inequívoca de un engaño, con implicaciones legales y morales, sin embargo no siempre se da por el hecho de que se trata de una causal que primeramente implica un análisis de paternidad por medio de una prueba de ADN, la cual por su costo no está al alcance de todas las familias, así como de un reconocimiento de un juez de que se trata de un hijo ilegítimo, deja poco probable pero no imposible su aplicación.

III. La propuesta del marido para prostituir a su mujer, no sólo cuando el mismo marido la haya hecho directamente, sino cuando se pruebe que ha recibido dinero o cualquiera remuneración con el objeto expreso de permitir que otro tenga relaciones carnales con su mujer;

Esta causal implica una serie de delitos penales, como el de lenocinio, prostitución, trata de personas y/o hasta violación, por lo que es probable que primero se dé un proceso penal y como consecuencia el divorcio.

IV. La incitación a la violencia hecha por un cónyuge al otro para cometer algún delito, aunque no sea de incontinencia carnal;

Esta causal va de la mano con las perversiones mentales que puedan ocurrir dentro de las relaciones sexuales de las parejas, así como el carácter delictivo que representa el vivir con alguien que deliberadamente se dedica a fines ilícitos, por lo que también ocurre primeramente un proceso penal antes de recurrir al divorcio como causal.

V. Los actos inmorales ejecutados por el marido o por la mujer con el fin de corromper a los hijos, así como la tolerancia en su corrupción;

En esta causal definitivamente uno de los dos no debe estar de acuerdo con lo sucedido dentro de la convivencia familiar, porque de lo contrario hablaríamos que están en complicidad para la corrupción de menores, trata de persona, y los anteriores mencionados en a la fracción anterior

VI. Padecer sífilis, tuberculosis, o cualquiera otra enfermedad crónica o incurable que sea, además, contagiosa o hereditaria, y la impotencia incurable que sobrevenga después de celebrado el matrimonio;

Esta causal debe ir acompañada de certificado médico que avale la enfermedad, de preferencia también su testimonio al ratificar el certificado.

VII. Padecer enajenación mental incurable, previa declaración de interdicción que se haga respecto del cónyuge demente;

Esta causal implica un procedimiento previo que es la interdicción así como los respectivos certificados médicos que avalen dicha situación, siendo además que en dicha interdicción no resulte ser el tutor legal del cónyuge con la enajenación mental.

VIII. La separación de la casa conyugal por más de seis meses sin causa justificada;

Esta debe ir acompañada con la constancia de hechos respectiva por la desaparición o abandono del hogar del cónyuge ausente, testigos del abandono y la declaración bajo protesta de decir verdad que se desconoce  el paradero o la forma de comunicarse con el cónyuge ausente.

IX. La separación del hogar conyugal originada por una causa que sea bastante para pedir el divorcio, si se prolonga por más de un año sin que el cónyuge que se separó entable la demanda de divorcio;

Se requiere cumplir con los mismos requisitos de la fracción anterior.

X. La declaración de ausencia legalmente hecha, o la de presunción de muerte, en los casos de excepción en que no se necesita para que se haga ésta que proceda la declaración de ausencia;

Implica el proceso previo de la declaración de ausencia o presunción de muerte, por lo que es mas recurrida la fracción VIII, como causal de divorcio.

XI. La sevicia, las amenazas o las injurias graves de un cónyuge para el otro;

La sevicia se trata de la crueldad excesiva, lo que implica delitos penales, las a amenazas e injurias son de mayor frecuencia por lo que se requiere que existan grabaciones, testigos imparciales, ya sea porque de dichas amenazas e injurias o la misma sevicia se realice en lugares públicos o que se realicen actos que lleven a una violencia intrafamiliar por lo que entonces se requiere que en cada momento se realicen las constancias de hechos ante autoridad judicial, con el fin de probar la crueldad excesiva.

XII. La negativa injustificada de los cónyuges a cumplir con las obligaciones señaladas en el Artículo 164, sin que sea necesario agotar previamente los procedimientos tendientes a su cumplimiento, así como el incumplimiento, sin justa causa, por alguno de los cónyuges, de la sentencia ejecutoriada en el caso del Artículo 168;

Esta causal se refiere a la contribución económica para el sostenimiento de la casa y la alimentación de los menores, así como el acuerdo que debe existir entre los cónyuges para el desarrollo de los pequeños, dando como resultado que si no estuvieran de acuerdo la del trámite previo del proceso ante el juez de lo familiar y su sentencia sobre el caso.

XIII. La acusación calumniosa hecha por un cónyuge contra el otro, por delito que merezca pena mayor de dos años de prisión;

La acusación dolosa e infundada del cónyuge por el delito de violación es prueba suficiente para aplicar esta causal, razón por la cual también es necesario agotar el proceso penal para que se determine la calumnia.

XIV. Haber cometido uno de los cónyuges un delito que no sea político, pero que sea infamante, por el cual tenga que sufrir una pena de prisión mayor de dos años;

Esta causal puede ser invocada por el cónyuge en libertad, bajo el raciocinio de dejar en libertad de proseguir su vida al que queda en libertad, así que como requisito indispensable se requiere de la sentencia de privación de la libertad del cónyuge.

XV. Los hábitos de juego o de embriaguez o el uso indebido y persistente de drogas enervantes, cuando amenazan causar la ruina de la familia, o constituyen un continuo motivo de desavenencia conyugal;

A manera de protección del cónyuge que no tiene estos vicios, se da esta causal, pero implica presentar los medios suficientes e idóneos correspondientes para comprobar tales hábitos.

XVI. Cometer un cónyuge contra la persona o los bienes del otro, un acto que sería punible si se tratara de persona extraña, siempre que tal acto tenga señalada en la ley una pena que pase de un año de prisión;

El abuso repetido físico y verbal que no está contemplado como delito en todas las legislaciones locales, pero que se puede comprobar siempre que el cónyuge violentado acuda ante el ministerio público correspondiente, en su momento y hacer la constancia de hechos respectiva, sin embargo no es la causal más recurrida.

XVII. El mutuo consentimiento.

En las legislaciones locales se considera en muchos casos como capítulo aparte ya que se le conoce como el divorcio voluntario ya que se requiere del acuerdo de voluntades para la separación y el convenio sobre los bienes y las condiciones de visita y pensión sobre los hijos.

XVIII. La separación de los cónyuges por más de 2 años, independientemente del motivo que haya originado la separación, la cual podrá ser invocada por cualesquiera de ellos.

La comprobación de la separación es requerida para invocar esta causal, que es la que se debería utilizar para formalizar cualquier divorcio de facto que existe con mucha frecuencia en la sociedad.

XIX.- Las conductas de violencia familiar cometidas por uno de los cónyuges contra el otro o hacia los hijos de ambos o de alguno de ellos. Para los efectos de este artículo se entiende por violencia familiar lo dispuesto por el artículo 323 ter de este Código.

Al igual que en otras fracciones anteriores se requiere la debida comprobación, situación difícil porque sólo acuden cuando los casos ya son muy graves

XX.- El incumplimiento injustificado de las determinaciones de las autoridades administrativas o judiciales que se hayan ordenado, tendientes a corregir los actos de violencia familiar hacia el otro cónyuge o los hijos, por el cónyuge obligado a ello.

Por la reiteración de la violencia intrafamiliar que hacen de la vida conyugal el trato imposible.

En todos ellos se requiere un análisis previo a fin de determinar la causal que se puede comprobar de mejor manera, y de la asesoría legal correspondiente de un profesional y no solo de la opinión de la hermana o hermano que también se divorció porque las circunstancias cambian en cada caso.

Lic. Marcos Javier Ramos Aguirre

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.4/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
CAUSALES DE DIVORCIO, 7.4 out of 10 based on 5 ratings

Deja un comentario