JavaScript must be enabled in order for you to see "WP Copy Data Protect" effect. However, it seems JavaScript is either disabled or not supported by your browser. To see full result of "WP Copy Data Protector", enable JavaScript by changing your browser options, then try again.

EL VIEJITO PASCUERO

15diciembreviejitopascuero2014El Viejito Pascuero, SantaClaus, Papá Noel, San Nicolás, Hombre de Navidad, Pére Nöel, Télapó, entre muchos otros nombres se refieren a la figura que se ha comercializado y difundido a través del planeta para representar a ese hombre bonachón de gruesa figura que regala juguetes la noche de navidad, pero desde cuando surge o de donde proviene la tradición, para ello debemos remontarnos a muchos siglos atrás.

Las festividades de Navidad existían mucho antes del nacimiento de Jesús y desde la antigüedad, los pueblos del mundo celebraban en diversas formas, el paso del solsticio de invierno (el día más corto y la noche más larga del año), lo que refleja el triunfo final de la luz sobre la oscuridad.

Antes de que el 25 de diciembre se convirtiera oficialmente en la fiesta de la Natividad de Jesús, había aproximadamente 66 festivales paganos celebrando el paso victorioso de la luz sobre la oscuridad.

Entre las más conocidas tenemos las Saturnales, del 17 al 20 de diciembre donde los romanos celebraban al dios Saturno, del grano y de la agricultura, comían y bebían y daban regalos a los niños (anillos, ropa, juguetes). Esta fiesta era sinónimo de libertad y del “mundo al revés”, ya que durante este período, los esclavos se convertían en amos y los señores se convertían en esclavos, lo que permitía a los romanos entender el estilo de vida de sus esclavos, el último día de las fiestas las casas eran decoradas con plantas verdes.

Otra fiesta pagana fue la fiesta de los locos, en la primitiva Edad Media las saturnales dejaron espacio para esta fiesta, que se realizaba el 25 de diciembre, el día de la Natividad, o el 6 de enero para el Año Nuevo y Reyes, de igual manera se invertían los valores de la sociedad y de la Iglesia católica, los sirvientes tomaron el lugar de los amos, el pueblo colocaba al revés sus ropas y los hábitos sacerdotales, repitiendo como un loro las palabras, blasfemando… Esta festividad fue prohibida en varias ocasiones y desaparecida definitivamente en el siglo 15.

Hasta el siglo tercero, el nacimiento de Cristo se celebraba el 6 de enero por la epifanía (Día de Reyes). Sin embargo, los evangelios nunca fijaron una determinada fecha del nacimiento de Jesús, así que la iglesia católica en el año 354 señaló oficialmente el nacimiento de Cristo el 25 de diciembre para eliminar los festivales paganos presentes en esta época del año, algunos historiadores señalan como fecha más probable del nacimiento de Jesús a finales de Septiembre del año 2 (“antes de Cristo”).

El personaje de San Nicolás viene de Nicolás de Myra también llamado Nicolás de Bari, ya que ahí descansan sus restos. Nacido en Patara en el suroeste de Turquía (en la actualidad) entre 250 y 270 dC, que sucedió a su tío el obispo de Myra.

Durante su vida, Nicolás de Myra era el protector de los niños, las viudas y los pobres. Era amable y generoso. Mientras el emperador Diocleciano reinaba en toda Asia Menor persiguiendo cruelmente a los cristianos, encarceló a San Nicolás que se vio obligado a vivir posteriormente en el exilio durante algún tiempo. En el año 313, el emperador Constantino restableció la libertad religiosa, y San Nicolás fue capaz de reanudar su obispo en su lugar.

San Nicolás murió el 6 de diciembre de 343, víctima de la persecución bajo el Imperio Romano. Fue enterrado en Myra, pero sus huesos fueron robados en 1087 por los comerciantes italianos que los llevaron a Bari, en Italia. Los milagros atribuidos a San Nicolás son tantos que ahora es el santo patrono de muchas corporaciones y grupos, como los niños, los marineros, los presos, los abogados, los solteros y más.

San Nicolás fue venerado en Alemania en el siglo X y el 6 de diciembre y fue elegido como el día de la fiesta de los comerciantes, panaderos y marineros.

Hoy en día, San Nicolás se celebra por un gran número de países europeos: Francia, Alemania, Suiza, Luxemburgo, Bélgica, Holanda, Rusia, Polonia, Austria y otros … En la noche del 5 al 6 de diciembre, entra en las casas para traerles diferentes golosinas a los niños buenos (frutos secos, manzanas, pasteles, dulces, chocolates y, sobre todo, un gran pan de jengibre). San Nicolás es acompañado a menudo por el “Coco” que, vestido con un abrigo negro largo, con una gran capucha y botas pesadas, sopla a los niños traviesos, les pega con un garrote y también les da a veces carbón, papas y cebollas. El coco a menudo lleva cuernos y cola.

Cuando los alemanes y holandeses emigraron a los Estados Unidos en el siglo 17, llevaron sus costumbres y San Nicolás pronto se convirtió en “Papá Noel” derivado de Nöel, en francés “Navidad”

Desde la llegada de la leyenda de San Nicolás en los Estados Unidos, la idea de la Navidad se desarrolló en la mente de los escritores y artistas que buscaron más el aspecto mercadológico.

El origen de Santa Claus

Santa Claus, se encuentra en toda la representación simbólica de San Nicolás (la barba blanca, capa roja y las acciones de regalar juguetes, la idea de que viaja en un trineo que es tirado por renos surge de la historia de que San Nicolás viajaba en la parte posterior de un burro.

A pesar de la Reforma Protestante del siglo XVI, que abolió la fiesta de San Nicolás en los países europeos, se mantuvo en muchos lados con el nombre holandés de San Nicolás, esto es Sinter Klaas que se convirtió en Santa Claus cuando emigraron a Estados Unidos.

Clement Clarke Moore escribió en 1821 un cuento de Navidad para niños titulado “La noche antes de Navidad” en el que Santa Claus aparece en su trineo tirado por renos. Ante el éxito obtenido, posteriormente escribió un texto titulado “Una visita de San Nicolás”, que apareció en el periódico “Sentinel” en Nueva York 23 de diciembre de 1823. Este texto se refería a los elfos repartiendo regalos a los niños entrando por la chimenea y repartiéndolos en un carro tirado por ocho renos (Blitzen, Dasher, Dancer, Comet, Cupid, Donder, Prancer y Vixen), el noveno reno fue introducido en 1939: con el cuento de Rudolf, quien ilumina el camino de Santa a través de su “nariz de color rojo brillante.” La historia fue traducida a varios idiomas y se distribuye en todo el mundo.

En 1863 “Illustrated Weekly de Harper,” la revista New Yorker, publicó una imagen de Santa Claus con un traje con adornos de piel blanca y que llevaba un ancho cinturón de cuero. El caricaturista Thomas Nast fue su autor. Por casi 30 años, Thomas Nast representó en este diario, a Papá Noel barrigón y jovial, con una barba blanca y acompañado  por renos.

Fue en 1885 que el ilustrador del periódico diseñó la ruta de Santa Claus desde el Polo Norte hacia los Estados Unidos; donde su residencia fue establecida oficialmente y un año más tarde, el escritor Georges P. Webster especificó que la fábrica de juguetes y el hogar de Santa Claus “estaban ocultos en el hielo y la nieve del Polo Norte”, confirmando esta afirmación los dibujos Nast.

El boom de su fama llegó hasta 1931 debido a una campaña publicitaría de una conocida compañía internacional de refrescos de cola.

La firma estadounidense tuvo el genio de pedir a Haddon Sundblom dibujar a Santa Claus (cuya fama crecía) bebiendo un refresco para reponer las fuerzas durante la entrega de juguetes, con el fin de animar a los niños a tomar dicha bebida durante el invierno.

El diseñador vistió a Santa con los colores de la famosa marca del refresco, rojo y blanco. Esta nueva imagen y la reputación que le valió la publicidad, hicieron al anciano el regente planetario de la noche mágica.

En ese momento hubo bastantes protestas de los católicos contra esta popularidad invasiva, a la noche del 24 al 25 de diciembre que era originalmente u oficialmente la del niño Jesús. En algunas manifestaciones incluso se llegó a quemar la efigie de Santa Claus, pero con el tiempo se fue aceptando la idea.

Los nombres para referirse a esta figura también han ido evolucionando, desde el clásico San Nicolás, que derivó primero en Sinter Klaas y posteriormente en Santa Claus, o del Hombre de Navidad, posteriormente Papá Navidad en francés, Pére Nöel, que al asimilarlo en español derivó en Papá Noel.

Tal vez la más diferente derivación es la utilizada en Chile y algunas otras regiones de Sudamérica en los cuales no aparecía esta figura representativa hasta principios del siglo XX en que una tienda que vendía juguetes en la ciudad de Santiago introdujo al personaje al que en un inicio le comenzaron a decir el viejito, pero en ese país a la época navideña se le refiere como Pascua, entonces se convirtió en el Viejito de la Pascua, posteriormente en Viejito Pascual y ahora en el Viejito Pascuero, pero sigue siendo el mismo y con el mismo origen en cuanto a imagen.

El fin comercial del personaje, ha sido utilizado en todo tipo de campaña publicitaria para aumentar la venta de cualquier producto, y la compra de “regalos” que no es otra cosa que el aumento en el consumo de los bienes, pero también se ha asociado la idea con la buena voluntad que permite que los milagros y las reconciliaciones en esta época existan.

Para el cristianismo, sigue existiendo una invasión en muchos aspectos, pero han aprendido a convivir con las dos ideas, la de la celebración del nacimiento de Jesús como algo más íntimo y de reflexión y la comercial de Santa Claus con su alegría y festejo, pero ambas en un sentido positivo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
EL VIEJITO PASCUERO, 10.0 out of 10 based on 2 ratings
682 Vistas 2 Visitas de hoy

Escribe tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *