JavaScript must be enabled in order for you to see "WP Copy Data Protect" effect. However, it seems JavaScript is either disabled or not supported by your browser. To see full result of "WP Copy Data Protector", enable JavaScript by changing your browser options, then try again.

LO QUE DEBES SABER DE LA VASECTOMÍA

La vasectomía es un tema que siempre genera incertidumbres y polémicas, cuando no debería de ocurrir, por esta razón es que se realiza la siguiente nota, para lo cual se consultó la información que proporciona el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de Salud, la página web Paternidad Planeada y el apoyo del Dr. Manuel González Hernández.

Lo primero es definir el concepto de la vasectomía

En el vocablo vasectomía el elemento vas (que también designa a vasos sanguíneos y conductos del cuerpo) se refiere a los conductos deferentes que están dentro del escroto del varón, y que son los que llevan los espermatozoides para incorporarlos al líquido seminal, en esos conductos se hace un corte.

La vasectomía, es pues, una cirugía sencilla que realiza un médico en un consultorio, en un hospital o en una clínica. Los pequeños conductos del escroto esperma se cortan o se bloquean, por lo que el esperma no puede salir del cuerpo y provocar un embarazo.

Es un método anticonceptivo permanente o definitivo para el hombre que ya tiene el número de hijos deseado, por lo que debe recibir toda la información y consejería antes de realizarla, no por lo riesgosa si no por su carácter de permanente.

El procedimiento para realizarla es muy rápido, y el paciente puede regresar a su casa ese mismo día.

Antecedentes

Aunque existen antecedentes de oclusiones deliberadas del conducto deferente desde 1775, se practicó con mayor frecuencia y éxito a partir de 1880 con el propósito de esterilización, pero es en 1974, cuando el El Dr. Li Shunqiang del Instituto Chongqing de investigación Científica en Planificación Familiar de la República de China, desarrolló la técnica quirúrgica que obviaba el uso del bisturí. Las pinzas utilizadas para este procedimiento y el procedimiento mismo, lleva su nombre.

Para 1980, la ONU daba cifras sobre que aproximadamente 60 millones de hombres se habían realizado la vasectomía como método permanente de planificación familiar.

Fue a partir de 1989 que el IMSS introduce la técnica de la Vasectomía sin Bisturí en las unidades de Medicina Familiar.

Es en 1993, que la Dirección General de Planificación Familiar (actualmente Dirección General de Salud Reproductiva) de la Secretaría de Salud, inicia el programa de Vasectomía sin Bisturí con cobertura nacional.

A pesar de todo el tiempo que se ha practicado, y de la amplia difusión que se realiza para concientizar a la población, existen muchos mitos y tabúes con respecto a la vasectomía, casi todos encaminados a la supuesta disfuncionalidad de los genitales, la no erección, la pérdida de apetito sexual, incluso de virilidad, todos ellos relacionados con un aspecto sicológico más que con el físico, pues el procedimiento, además de tener casi el 100% de efectividad, presenta muchas ventajas contra otros métodos de planificación familiar.

Tipos de Vasectomía

Existen dos tipos de vasectomía: el método con incisión, y el método no quirúrgico (sin corte) Los métodos sin corte reducen el riesgo de infección y otras complicaciones, y en general tardan menos tiempo en cicatrizar.

Vasectomía con incisión

El médico realiza uno o dos pequeños cortes en la piel del escroto. A través de estos cortes, se bloquean los conductos que transportan el esperma (los conductos deferentes). En ocasiones, se extirpa una parte diminuta de cada conducto. Los conductos pueden ligarse o bloquearse con grapas quirúrgicas, o pueden cerrarse mediante una corriente eléctrica (esto se denomina “cauterización”). El procedimiento completo dura alrededor de 20 minutos, y una vez que termina se sutura el corte.

Tradicionalmente y nuevamente por cuestiones de tabú y creencias, es la mujer la que hace el procedimiento permanente de planeación familiar, pero por razones de salud, puede representar un mayor riesgo para ella y en algunos caso su propia condición física o problemas de salud crónicos, se lo podría impedir, por lo que la alternativa ideal es la vasectomía.

¿En qué consiste la vasectomía sin bisturí?

Consiste en una pequeña operación que se realiza sin bisturí, con anestesia local, donde primero se hace una asepsia de la zona, haciendo una punción en la piel de la bolsa escrotal por arriba de donde se encuentran los testículos, utilizando unas pinzas especiales diseñadas por el doctor Le,  a través de la cual se localizan, ligan y cortan los conductos deferentes, sitio por donde pasan los espermatozoides, después de ligarlos se realiza un corte en dicho conducto, y se colocan los conductos en su lugar y solo con una gasa se protege la zona.

La vasectomía no cambia la forma en que se siente tener un orgasmo o eyacular. El aspecto, la textura y el sabor del semen siguen siendo iguales después de una vasectomía, lo único que cambia es que no puede dejar a nadie embarazada.

Recomendaciones

Posterior a la operación, lo recomendable es tomar sus antibióticos que recetan y el desinflamatorio y analgésico, para evitar mayores molestias, así como no esforzar demasiado el cuerpo en los siguientes cinco días.

Otra recomendación que piden los médicos es de colocar una bolsa con hielo cubriendo la región con un lienzo limpio, aplicándola durante 30 minutos, descansar 30 minutos y repetirlo por 4 ocasiones sólo en el día de la operación.

El paciente debe permanecer en reposo durante ese tiempo.

Al día siguiente se debe retirar la gasa, bañarse y colocar una gasa estéril y usar un suspensorio elástico o trusa ajustada durante 7 días.

Se deben evitar esfuerzos físicos (cargar objetos pesados) y abstenerse de tener relaciones sexuales durante los primeros 7 días.

Las molestias menores que implica la vasectomía, irán disminuyendo muy rápido en los siguientes días.

Si las actividades laborales del paciente no requieren de esfuerzos físicos se pueden reiniciar a las 48 horas de la cirugía.

De igual manera, la pareja debe continuar con un método anticonceptivo de apoyo hasta que el médico se lo indique (aproximadamente 3 meses o después de 25 eyaculaciones), esto es porque los espermatozoides que se liberaron antes de la operación permanecen aun en el cuerpo y podría causarse un embarazo no deseado.

Beneficios

Entre los beneficios que se obtienen al utilizar el procedimiento de la vasectomía, es que es un método anticonceptivo permanente que no interfiere con la actividad sexual, y no representa riesgos inmediatos ni a largo plazo.

Esto es debido a que los espermas que ya no salen son reabsorbidos por el cuerpo sin riesgo alguno y al no afectar otros conductos, el hombre puede seguir con su actividad sexual normal, y eyacular en el coito, sólo que ya no hay espermatozoides.

Es un procedimiento quirúrgico sencillo que no requiere hospitalización y al ser una incisión con una pinza en un procedimiento de tan solo unos minutos, la recuperación es rápida, permitiendo regresar rápidamente a sus actividades habituales.

Revisión

La primera cita de seguimiento es a los 7 días posteriores a la cirugía, y es para revisar que no existan complicaciones, y en su caso atenderlas oportunamente.

Si presentas dolor o enrojecimiento en el sitio quirúrgico, deberás acudir de manera inmediata con tu médico.

Las posibles complicaciones se podrían dar por no seguir las instrucciones médicas, no tomar sus medicamentos, alguna infección, realizar esfuerzos físicos, por lo que se deben atender de manera inmediata en caso de existir.

Para asegurar la efectividad de este método anticonceptivo, deberás acudir con tu médico, en dónde se te proporcionará una solicitud de laboratorio, para examinar una muestra del semen, después de las primeras 25 eyaculaciones, o tres meses, para constatar la ausencia de espermatozoides y dejar de usar el condón como método anticonceptivo de apoyo.

¿Cómo se realiza la prueba del semen o conteo de espermatozoides?

Dependiendo del laboratorio donde se vaya a realizar la prueba es donde se comienza, es decir, la toma de muestra de semen será por masturbación, en algunos laboratorios tienen pequeñas habitaciones donde se obtendrá la muestra, en otros será en los sanitarios y en algunos casos la toma de la muestra puede ser en casa pero deberá entregarse  dentro de los primeros 45 minutos y se debe proteger del frío por lo que sería necesario transportar el recipiente dentro del bolsillo para mantener una temperatura adecuada, esta dificultad es por la que se realiza en la mayoría de los casos en los propios laboratorios.

Es importante señalar que antes de la toma de la muestra se debe tener una abstinencia sexual entre 3 y 5 días.

Antes de la masturbación se debe orinar y lavar cuidadosamente las manos y los genitales, luego obtener la muestra en condiciones que deben ser lo más tranquilas y placenteras posibles y poner especial atención en recoger todo el semen eyaculado, únicamente en el frasco estéril que proporciona el laboratorio.

No se deben aplicar pomadas o cremas lubricantes en los genitales durante las 8 horas anteriores a la recogida del semen.

Si el estudio es negativo se otorga el alta definitiva, en caso contrario se repite al mes o después de diez eyaculaciones. Si persiste positivo se deberá plantear la reintervención. Durante este lapso se debe recomendar a la pareja el uso de un método de planificación familiar de apoyo.

Se debe hacer revisiones subsecuentes anualmente por dos años.

¿Cuándo puedo tener relaciones sexuales después de la vasectomía?

En general, puedes volver a tener relaciones sexuales entre unos días y una semana después de la vasectomía. Algunos hombres esperan más tiempo. Si tener relaciones sexuales te resulta incómodo, espera unos días más. Simplemente recuerda que la vasectomía NO evita embarazos de inmediato.

Complemento

La vasectomía se puede efectuar en cualquier momento, siempre y cuando el varón tenga el número de hijos planeado, haya recibido consejería, en donde se enfatice que este método anticonceptivo es de carácter permanente o definitivo, y lo solicite de manera voluntaria a su médico.

Existe una mínima posibilidad de que los extremos de los conductos deferentes que te cortaron vuelvan a unirse después de una vasectomía, lo que significa que puedes provocar un embarazo. De todas formas, esto sucede con muy poca frecuencia.

IMPORTANTE.- La vasectomía no te protege ni a ti ni a tu pareja contra las enfermedades de transmisión sexual. El semen aún puede portar ETS, aunque no contenga esperma. Además, con algunas ETS, lo único que se requiere para el contagio es el contacto de piel a piel.

Usa condón para reducir las probabilidades de contagiarte o contagiar ETS.

Orientación

Es importante tener la orientación o consejería más adecuada, para que conozcas personalmente todas las particularidades y resuelvas todas tus dudas sobre el tema, si aun después te sientes inseguro sobre el tema, entonces espera un poco más.

Fuentes

http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/planificacion-familiar/vasectomia

http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/documentos/vasindex.htm

https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/vasectomia

Apoyo del Dr. Manuel González Hernández, médico de la Secretaría de Salud del Estado de Campeche.


VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
LO QUE DEBES SABER DE LA VASECTOMÍA, 10.0 out of 10 based on 2 ratings
286 Vistas 2 Visitas de hoy

Escribe tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *